top of page

¿Cómo saber cuándo debo visitar a un gastroenterólogo?

El cuidado de la salud digestiva es muy importante. Conoce las señales que indican que es hora de acudir a una cita con un profesional.


El sistema digestivo trabaja constantemente para extraer de los alimentos los nutrientes que nuestro cuerpo requiere para funcionar de forma saludable y armónica.

Aunque muchas veces creemos que este proceso es algo relativamente simple, en realidad es una tarea muy compleja.


Su correcto funcionamiento es algo que no debemos dejar pasar por alto y su especial cuidado debe estar presente en los controles médicos de rutina.


Antes que nada, debemos recordar que los órganos que componen el sistema digestivo y sus funcionamientos son atendidos por la rama de la medicina llamada gastroenterología.

Esta es la especialidad médica que se dedica a la prevención, diagnóstico y tratamiento de cuadros y enfermedades del aparato digestivo.


La figura del gastroenterólogo, el profesional médico especializado en el sistema digestivo, toma relevancia debido a que es quien se encargará de los problemas que afectan al estómago, esófago, páncreas, hígado, intestinos, colon y recto, tanto en niños como en adultos.


Es recomendable consultar a un gastroenterólogo frente a síntomas gastrointestinales que se extiendan en el tiempo o que afecten la calidad de vida.


De esta manera, a través de un análisis físico y exámenes de gastroenterología, el especialista podrá determinar la causa del problema e indicar un tratamiento adecuado en cada caso.



Pero, cuáles son los síntomas o señales que se deben tener en cuenta o que deben darnos la pauta de que tenemos que realizar una visita a un gastroenterólogo.


Existen variados síntomas o padecimientos que nos pueden estar enviando señales de que el sistema digestivo o gastrointestinal no está funcionando de manera correcta.


Algunas personas, al tener determinados síntomas acuden con médicos generales o clínicos, ya que piensan que por lo genera estas molestias son causadas por una infección o que se trata de una simple gastritis.


Sin embargo, esa creencia puede llevarnos a cometer un error, ya que existen síntomas que son confusos y solo un especialista (gastroenterólogo) puede evaluar, tratar o dar una solución.


Cuando se presentan diarreas continuas, distensión estomacal rutinaria, se padece de acidez, reflujo o dolor abdominal constante; es muy importante que se acuda con un médico gastroenterólogo.


Si bien, muchas de las enfermedades pueden ser resueltas con una relativa facilidad; existen otras, que requieren un diagnóstico y un tratamiento más complejo o elaborado Por ello, al notar síntomas prolongados o dolorosos en alguna parte del estómago, al ir al baño (defecar), o cerca del hígado (especialmente en la vesícula), es muy importante que se acuda a una valoración especializada, para una evaluación y un correcto tratamiento.


A continuación, se identifican algunas señales que te indicarán que debes visitar a un gastroenterólogo:

  • Sientes acidez, dolor y constante sensación de quemazón en el estómago, sobre todo después de comer o acostarte.

  • Además de dolor de estómago y sensación de quemazón, también sientes náuseas.

  • Si después de comer te duele el estómago o ya no retienes lo que comes.

  • Si presentas cuadros de diarrea con más frecuencia de la normal.

  • Si hay sangrado en las heces.

  • Si el tamaño de tu abdomen ha crecido sin causas aparentes.

  • Si se detecta la aparición de hemorroides.

Ante cualquier síntoma que requiera modificar tu alimentación, te genere dolor o altere tu vida diaria, lo mejor es que consultes a un especialista.


Es importante que no dejes pasar el tiempo y acudas a un gastroenterólogo. Presta atención a los síntomas para que puedas prevenir cualquier enfermedad.

23 visualizaciones
bottom of page